Hemos sido conocidos a lo largo de nuestra historia por ser expertos carperos, pero pocos saben de otro atributo del que estamos sumamente orgullosos. Es así porque, hasta hoy, no habíamos hablado de él. Además de Plastilona, carpas para camión o tipo quiosco, somos responsabilidad social empresarial; otro motivo para decir: IKL lo cubre todo.

Responsabilidad social empresarial IKL

 

El principal público por el que nos preocupamos, y al que dirijimos la mayoría de actividades y estrategias es el de empleados de IKL. Por esto, en el presente artículo vamos a hacer un breve recuento de lo que hacemos por ellos, que no son otra cosa que nuestra familia.

Becas de estudio

Muchos de nuestros colaboradores entran a la empresa después de haber terminado la secundaria o bachillerato, como se le llama en Colombia. Cuando alguno de ellos se desempeña particularmente bien en su cargo, sabemos que algo grande le espera. Después de esto, hay dos posibles caminos.

El primero, es cuando el trabajador manifiesta su interés por estudiar una carrera, sea técnica o profesional, en un área afín con las labores que desempeña dentro de la empresa; en este caso, la solicitud se analiza y se determina su aplicación. En el segundo camino, es IKL quien le hace la propuesta después de haber analizado las posibilidades de proyección en la compañía. En caso de otorgarse la beca, esta podrá ser media o completa, dependiendo del número de beneficiados que haya en el momento.

Mientras el empleado estudia, se le ajusta el horario laboral para que no se cruce con el académico. Entonces, tiene una experiencia de aprendizaje completa en la que combina la teoría aprendida en sus clases con la práctica que aplica día a día en la empresa. De esta forma, consigue una comprensión completa e integral de su área de estudio y aporta nuevos conocimientos a la organización.

Entre los que hacen y han hecho parte del programa de becas se encuentran: coordinadores de líneas comerciales, coordinadores de departamentos internos, asistentes y auxiliares de diferentes dependencias, entre otros. Algunas de estas historias se conocerán en futuras publicaciones de nuestro blog, narradas por sus protagonistas.

 

Responsabilidad social empresarial Carpas IKL

Alfabetización

Decíamos antes que la mayoría de los empleados se graduaron de undécimo antes de trabajar en IKL. Sin embargo, unos pocos no llegaron hasta la secundaria; algunos incluso ni a primaria. Conociendo la situación de estas personas, en total 12, decidimos hacer algo al respecto. 

De esta forma, se asignó un profesor que comenzó a ir a la planta de IKL de 6 a 8 de la mañana, de lunes a viernes, para dar clase a los alumnos en distintos grados de primaria y secundaria. Al comienzo, algunos se sentían incómodos y se rehusaban a participar, decían que ya no había necesidad de aprender a leer y escribir puesto que pronto se pensionarían. Sin embargo, fueron cambiando de opinión al darse cuenta que no dependerían de nadie, por ejemplo, para leer o diligenciar solicitudes.

Claudia, nuestra auxiliar de servicios generales, estudió hasta los 11 años. Así cuenta su experiencia:

“No tuve la oportunidad de terminar mis estudios porque tuve que trabajar para aportar en la casa y levantar a mis hijos. Estando en la empresa lo veía venir, y tenía muchas ganas porque ahora se necesita un bachillerato para cualquier trabajo. Al principio me avergonzaba un poco pero después dije ‘qué dicha de oportunidad’. Ya voy en 5° y quiero recibir el certificado de estudio para hacer una técnica en secretariado y poder seguir aportando desde otro cargo. He estado muy contenta con el programa y como siempre, absolutamente agradecida con IKL por cada oportunidad que me da”.

Es este el motivo por el cual nos esforzamos con este tipo de iniciativas. Una forma de sintetizarlo es: buscamos mejorar la calidad de vida a través de la escolaridad.

 

Niños y niñas IKL

Otro de los públicos por el que nos preocupamos son los hijos de nuestros empleados. Para ellos tenemos varias actividades entre las que destacan Halloween y Navidad. En esta segunda se les invita para que participen de las novenas, se les da regalos, refrigerio y hacen un recorrido por la planta. Los trabajadores les explican cómo se hace cada proceso y se toman una foto con los padres en sus puestos de trabajo. Adicionalmente, a comienzo de año se hace entrega de un kit escolar a cada uno

 

Porque nos importa la felicidad de los nuestros y ser vehículo de bienestar para quien nos rodea, nos norgullece nuestra labor de responsabilidad social. Esperen en nuestro blog los próximos artículos con testimonios de nuestros empleados, quienes también con satisfacción compartirán lo que significa pertenecer a esta gran familia.

 

IKL lo cubre todo.